domingo, 11 de diciembre de 2011

EUFEMISMOS





Eufemismos...

Todos los procesos en el universo acaban en decadencia...

El libro de cocina del anarquista dice que cuando las cosas decaen tienden a su orden natural.

El libro de cocina del anarquista dice que cuando las cosas alcanzan su orden natural tienden a quedarse en él hasta que una fuerza es capaz de alterar su estado de reposo o decadencia constantes.

Nadamos en eufemismos hasta que nos ahogamos en ellos.

Eufemismo es llamarle rutina a la decadencia.

Eufemismos es llamarle amor a la resultante racional de los sentimientos más animales e irracionales.

Eufemismo es llamarle amigo a alguien con quien recorres un tramo de la vida por un interés común.

Eufemismo es llamarle mercados a los poderes fácticos de toda la vida.

Mercados que son poderes fácticos globalizados y que te despistan con un nuevo eufemismo para que no globalices tu lucha contra ellos. Tu voz se queda muda en un parlamento nacional mientras el poder de facto se ejerce sin fronteras dejando a izquierdas y derechas fuera de juego, haciendo que la democracia pierda su sentido.

Eufemismos que despistan, que ayudan a que se nos encajone en las casillas favorables al sistema y que en ese despiste, nos hacen coexistir aletargados junto a nuestros semejantes, colgando junto a ellos de la planta carnívora de Mátrix.

¿Annie Hall vivía en decadencia o entró en decadencia al separarse de Allen?.

¿Woody vivía en decadencia o comenzó a decaer al bailar la que Sam tocó otra vez?

El libro de cocina del anarquista dice que cuando te ametrallan con eufemismos hay que saber esquivar las balas y ser capaz de leer entre líneas.

Hoy como Kase O, te rapeo mi mensaje más interior y no hablo de sexo, solo me follo tu mente.

12 comentarios:

  1. Maestro, gracias por su visita. Aquí estoy disfrutando su blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Maestro, gracias por su visita. Aquí estoy disfrutando su blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Galeria de letras:

    Muchas gracias por dejar huella.

    Nos leemos

    ResponderEliminar
  4. Me encanta tu blog!
    yo tambien tengo uno con historias reales es elsexodemivida.blogspot.com
    espero que te pases y te guste

    ResponderEliminar
  5. Mi querido Maestro, gracias por su clase magistral de "eufemismos". Se podría uno reír si no fuese cierto todo lo que aquí dices, pues por desgracia es así: La democracia ya no existe. Nos sentimos libres pero estamos más atados que cuando vivíamos en una dictadura, ya que al menos antes se sabía contra quien luchar y quién era el enemigo, sin embargo ahora....
    Pero al final, como no me quiero entristecer si que me voy a reír... jajajaja me encantó lo de "follar la mente" (al menos se folla algo, menos es ná)

    Mil besitos de turrón,

    ResponderEliminar
  6. Pequeña amante:

    Me he pasado y me he encantado, ¿alguna vez has cruzado relatos con otro bloger? ;).

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Julia:

    Gracias por el turrón, sobre todo si me lo das en besos.

    Todos los procesos acaban en decadencia, la democracia también. A veces pienso que solo una dictadura enderezaría al rebaño.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Somos capaces de poner nombre a todo.

    Gracias por tu visita y asi poder pasear y descubrir tus renglones.

    Te deseo un Feliz 2012.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  9. Lunna:

    Aun no se que nombre ponerte ;)

    Feliz 2012 a ti también.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. güzel yalıyor dudaklara yapımış memeleri okşyor yeeeahhh. Dilber Ay yeşilçam seksi.

    ResponderEliminar
  11. Como dice Lunna, somos capaces de ponerle nombre a todo.
    Las palabras son un arma de doble filo, un arma cargada de significado, el cual puede variar en función del individuo que las interpreta.
    Cuando la normalidad en el lenguaje o incluso el sentido del humor pueden hacer daño, resulta útil crear una verborrea sustitutiva para no llamar a las cosas por su nombre, para tratar de construir una realidad menos cruda, como si midiendo las palabras estuviéramos preparando el terreno para lo que queremos decir.
    (y así empezaba una entrada coñaza de mi blog al respecto de llamar a las cosas por su nombre o de no hacerlo)

    ResponderEliminar
  12. Rita:

    Gracias por tu comentario.

    La entrada de tu blog no me pareció "coñaza". Son más coñazas las últimas del mío ;)

    Besos

    ResponderEliminar

Comentame que te ha parecido.