domingo, 11 de diciembre de 2011

EUFEMISMOS





Eufemismos...

Todos los procesos en el universo acaban en decadencia...

El libro de cocina del anarquista dice que cuando las cosas decaen tienden a su orden natural.

El libro de cocina del anarquista dice que cuando las cosas alcanzan su orden natural tienden a quedarse en él hasta que una fuerza es capaz de alterar su estado de reposo o decadencia constantes.

Nadamos en eufemismos hasta que nos ahogamos en ellos.

Eufemismo es llamarle rutina a la decadencia.

Eufemismos es llamarle amor a la resultante racional de los sentimientos más animales e irracionales.

Eufemismo es llamarle amigo a alguien con quien recorres un tramo de la vida por un interés común.

Eufemismo es llamarle mercados a los poderes fácticos de toda la vida.

Mercados que son poderes fácticos globalizados y que te despistan con un nuevo eufemismo para que no globalices tu lucha contra ellos. Tu voz se queda muda en un parlamento nacional mientras el poder de facto se ejerce sin fronteras dejando a izquierdas y derechas fuera de juego, haciendo que la democracia pierda su sentido.

Eufemismos que despistan, que ayudan a que se nos encajone en las casillas favorables al sistema y que en ese despiste, nos hacen coexistir aletargados junto a nuestros semejantes, colgando junto a ellos de la planta carnívora de Mátrix.

¿Annie Hall vivía en decadencia o entró en decadencia al separarse de Allen?.

¿Woody vivía en decadencia o comenzó a decaer al bailar la que Sam tocó otra vez?

El libro de cocina del anarquista dice que cuando te ametrallan con eufemismos hay que saber esquivar las balas y ser capaz de leer entre líneas.

Hoy como Kase O, te rapeo mi mensaje más interior y no hablo de sexo, solo me follo tu mente.