domingo, 11 de diciembre de 2011

EUFEMISMOS





Eufemismos...

Todos los procesos en el universo acaban en decadencia...

El libro de cocina del anarquista dice que cuando las cosas decaen tienden a su orden natural.

El libro de cocina del anarquista dice que cuando las cosas alcanzan su orden natural tienden a quedarse en él hasta que una fuerza es capaz de alterar su estado de reposo o decadencia constantes.

Nadamos en eufemismos hasta que nos ahogamos en ellos.

Eufemismo es llamarle rutina a la decadencia.

Eufemismos es llamarle amor a la resultante racional de los sentimientos más animales e irracionales.

Eufemismo es llamarle amigo a alguien con quien recorres un tramo de la vida por un interés común.

Eufemismo es llamarle mercados a los poderes fácticos de toda la vida.

Mercados que son poderes fácticos globalizados y que te despistan con un nuevo eufemismo para que no globalices tu lucha contra ellos. Tu voz se queda muda en un parlamento nacional mientras el poder de facto se ejerce sin fronteras dejando a izquierdas y derechas fuera de juego, haciendo que la democracia pierda su sentido.

Eufemismos que despistan, que ayudan a que se nos encajone en las casillas favorables al sistema y que en ese despiste, nos hacen coexistir aletargados junto a nuestros semejantes, colgando junto a ellos de la planta carnívora de Mátrix.

¿Annie Hall vivía en decadencia o entró en decadencia al separarse de Allen?.

¿Woody vivía en decadencia o comenzó a decaer al bailar la que Sam tocó otra vez?

El libro de cocina del anarquista dice que cuando te ametrallan con eufemismos hay que saber esquivar las balas y ser capaz de leer entre líneas.

Hoy como Kase O, te rapeo mi mensaje más interior y no hablo de sexo, solo me follo tu mente.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Bilbao










A seis mil metros de altitud no tengo la ración individual de comida de Tyler Durden pero sí la de amigos.

A seis mil metros de altitud, con un asiento vacío entre los dos no encuentro manera de robar el balón y empezar mi partido.

A seis mil metros de altitud turbulencias, risa nerviosa...

Gafas, chicle de fresa y flequillo que me recuerdan no demasiado al anticristo.

A seis mil metros de altitud Roberto Baggio sale a la contra con un balón venenoso. Al fín otra vez compitiendo, alegre y resignado imagino la grada de San Siro llena de banderines negri-azules.

A seis mil metros de altitud irrumpes en mi vida para regalarme mi ración individual de sexo y autoestima.

"Creo que nunca he pasado tanto miedo volando", "si lo sé me quedo en madrid y no trabajo", "¿vas a Bilbao por trabajo?", "¿Tú porqué vas a Bilbao?", "también voy por trabajo" , "voy a impartir un curso", "soy controller financiera".

A seis mil metros de altitud tu novio es sujeto omitido.

A seis mil metros de altitud sacas la banderita y yo la veo "no conozco a nadie, vengo dos dias, si hace mal tiempo es muy aburrido".

En tierra firme...

Las maletas una excusa para seguir viéndote. Se adivina un buen culo y una piel límpia.

En tierra firme cruzamos teléfonos y dejamos abierto el marcador.

Al día siguiente jugamos el segundo tiempo.

Llueve y quiero que nos hagamos Bilbao más entretenido.

Llueve sobre mojado, no se cuantos hoteles hay en Deusto pero es demasiada coincidencia que estemos en el mismo, ¿no crees?.

NH Deusto, en recepción a las 21:00, escote con fular, cojo la indirecta. Tienes dos tetas pero no quieres parecer fácil.

Paseo, poco trabajo, aburrimiento.

Cena en La Gabarra, indirectas, directas, miradas. Nerviosa me dejas caer que mañana no madrugas. Yo madrugo pero por tí trabajo con sueño.

Roberto Baggio está oxidado, busca un quiebro delante de la puerta pero no ve el área.

Llúvia mojando la ría, no hay cafetería en el hotel, pasa el tiempo y se acerca el pitido final.

Llúvia, carrera para no mojarnos, portal.

Llúvia, portal, humedad alientos.

Alientos, labios y el proyecto de que pases a formar parte de mi prosa poética.

Alientos, labios, mi pierna abre las tuyas, mis manos desgarran tu camiseta, tus tetas calientes en la palma de mi mano.

"La primera regla del club de la lucha es que no se habla del club de la lucha", la primera regla de nuestra lucha es que esta noche probarás mi ducha.

No sé porqué, en los ascensores sale lo mejor y lo peor de mí. Te emputezco frente al espejo.

En la habitación te empotro en la pared y moldeo tu culo.

Cae tu suje, sale la camiseta...

Cae tu pantalón y mientras me das la espalda, tus bragas son mi pasatiempo favorito.

Mojo mis dedos en tí para olerte, para degustarte.

Y ahora innovo y creo algo nuevo para tí...

Tu espalda y tu culo en el saliente de la bañera.

La alcachofa de la ducha se alterna con mi lengua para hacerte volver a subir a seis mil metros de altura.

Y después, como Bunbury, nado desnudo en tu oleaje.

Acabándose este 2011, dedico este gol a quienes no han creido en mí este año.



lunes, 10 de octubre de 2011

RECORDÁNDOME II




Sigo recordándome...

Os dejo con otro recuerdo...

__________________

TAMARA Y LA GENEALOGÍA DE LA MORAL

Felipe tiene un Audi A3 rojo, a Felipe le encantan los coches. Felipe va al gimnasio y valora a sus amigos por encima de todo. El Todo es Tamara o al menos fue todo para él. Felipe nunca tuvo éxito con las chicas pero ahora va al gimnasio y eso cambiará, todavía no se le nota lo suficiente pero es cuestión de tiempo, además ahora que lo ha dejado oficialmente con Tamara tendrá más tiempo para entrenar con sus amigos.

Tamara no le dejaba ser el mismo, le decía como vestirse, “no fumes porros”, lo único que no le decía es como hacerle el amor o lo que es lo mismo, como follarse el Todo.

Tamara le desvirgó y se desvirgó con él en su casa una noche de Agosto. Era la primera vez pero el salió convencido de que fue el polvo del siglo. Ella se corrió… Bueno, al menos es fue la sensación que él tuvo por los gemiditos y la humedad.

Él se corrió sin duda alguna, se corrió como un conejo que cae de espaldas tras eyacular. Más tarde, vino aquella alergia al latex que superó sin medicación y con experiencia, con la experiencia de envainarla en unos cuanto condones.

Tamara tonteaba con todos…

Se acabó el ir detrás de ella, se acabó el curiosearle el móvil, se acabó interrogar a sus amigas, se acabaron sus actitudes de puta, las de puta y las de reputa.

“Ahora le he dado la vuelta a la tortilla”, “ahora es ella la que va detrás”, “ahora es ella la que se preocupa y llama”, “ahora mando yo”, “ahora me la zumbo cuando puedo y quiero”,

Queda con Tamara con cualquier excusa y se la folla, estará así hasta que le haga caso otra mejor porque “todavía no se le nota lo suficiente el gimnasio”.

Primera llamada:

Rin… Rin…

Nacho: ¿Si?.
Tamara: Hola cielo.
N:¿Qué tal?.
T: Bien, aquí, acordándome de ti…
N: ¿Te acuerdas mucho?
T: Si… Me acuerdo tanto que se me pone el dedo contento, ya no me quedan huellas dactilares.
N: Es bueno saberlo.
T: ¿Te puedo ver hoy?
N: Estás un poco pesadita, ¿no crees?
T: ¡No me trates así!.
N: ¡A mí no me levantes la voz niñata!.

Clock!

Segunda llamada:

Felipe: Hola…
Tamara: Hola cielo…
F y T: Bla, bla, bla.
T: Es que no me siento preparada para hacer el amor con nadie más…
F: Es que lo estoy pasando muy mal y va a ser peor…
F y T: Bla, bla, bla...

Clock!!!!.

Tercera llamada:

Iván: ¿Si?.
Tamara: Hola cielo.
I: ¿Cómo estás guapa?.
T: Ya sabes como estoy cuando me acuerdo de ti…
I: ¿Quieres que nos veamos?.
T: Si cielo, ¿estás solo en casa?.
I: No, ¿y tu?
T: Que va niño, ¿Qué hacemos?.
I: Ya pensaremos algo.
T y I: bla bla bla…

Clock!!!!!

Mi lengua en su boca queriendo ser un pene...
Mi mano en su blusa percibiendo un pecho a través de la tela, coquito perfecto coronado por chincheta.
Mi pierna entre las suyas abriendo esos tejanos negros.
Mi boca en su cuello rumbo al sur, sus pezones en mis pulgares, glándulas de apenas veinte añitos.
Su cinturón salta con facilidad…
Su tanga por encima de la cintura es en mis manos un arnés de escalada que se tensa.
Se tensa y tenso, consigo que sus labios se abran y su interior rosado acaricie la tela.
El vaquero cae mientras Tamara descubre con su mano mi herramienta de castigo…

Salta el automático de la escalera…

Tamara sube el vaquero y tapa lo que más codicio…

Agazapados en la sombra de la escalera como dos ninjas.

Ninjas del amor…

Cae la luz y volvemos a la faena con ansia, con sed el uno del otro.

Separo sus labios con los dedos, me mojo en ella y embadurno su botón.
Ya es mía…
Despacito en círculos, se le pone una cara preciosa cuando se olvida de mi polla y solo se acuerda de ella.
Acelero… Más, más rápido…
Su pelvis empieza a danzar…
Ahora dibujo letras en su clítoris…
Siempre mayúsculas…
La A..
B
C
D
X
K

Se vuelve loca con la M…
La M de Maestro.

Acelero de nuevo, humedad resbala por sus piernas…
Me clava las uñas…
Su cara parece la de otra…
Se corre en mi mano…

Me busca, me encuentra…
Mis 20 cm listos para ella…

Comienza a bombear con la mano pero necesito follarla…

Automático de escalera, Ninjas en la sombra…

Vecinos con niños, con caniches, vecino cordial jode-polvos, muérete vecino…

Vuelve la tiniebla…

¡Ven!. Me lleva de la mano hasta la segunda planta…

Yo incomodo porto mi lanza con los dos huevos colgando por debajo…

La lanza a media asta…

Apoyo su cuerpo en la pared.
Busco con la yema de mis dedos la cara anterior de su vagina.
Me encanta el coño de Tamara porque se le nota un cambio de textura en la zona del punto G. Cambio de textura que exploro y presiono despacio pero firme mientras Tamara salta en mi mano y es incapaz de mirarme a la cara…

Subo el ritmo, más rápido, es un simple dedo pero castigando la pared anterior y no el fondo de su coño…
Coñito de veinte años que me pone perdido, que me mancha como un grifo.

Ahora es mi turno, he sentenciado el partido pero la grada me pide goleada.

Su cuerpo sobre los escalones, que no se haga daño que me joderá el polvo…
La cabecita dentro…
-¿Quieres más?...
-Si…
-Pídemelo…
-Métemela…
-Pídemelo bien…
-¡Fóllame cabrón!...

Zas, dura, firme, hasta dentro, despacio, zas…

Despacio, dura, rígida…

Zas…

Despacio hasta el final…

Acelero…

Ella vibra otra vez…

Zas…

Acelero…

Más…

Me muerde, se muerde…

Me araña…

Inundo el latex…

Sigo…

Se corre…

Sus veinte añitos son míos, no son de Felipe. Son para mí en su portal.

Tamara dice que le quiere, Tamara reinventa la moral como Nietzsche.

Un beso cielo, hasta pronto.

martes, 4 de octubre de 2011

RECORDÁNDOME




Tiempo de cambios...

Tiempo de avanzar recordando lo bueno que va quedando atrás...

Nietzsche dijo que un hombre para vivir solo debe ser o un dios o un lobo.

Inspirándome en una nueva lectora de mi blog, hoy es día para mirar atrás y recordar porque abrí este blog.

Os dejo con la primera entrada de nuestra historia.

______

¿PARA QUÉ ESTAMOS AQUÍ?

Estamos en el mundo para follar y gastar dinero, cada vez me convenzo más de ello. Por más que le busquemos a nuestra existencia un sentido más profundo y concreto nada nos hace más felices que la práctica del coito y el derroche consumista. De ahí el éxito que tiene la prostitución en sociedades tan distintas como la holandesa, la española o la afgana. Tres sociedades que se rigen por patrones de conducta tan distintos han encontrado un negocio igualmente rentable en las tres.

En los tres estados el negocio es rentable, en ninguno de ellos los hombres admitimos abiertamente que somos clientes de una prostituta o de su homólogo masculino. Además, en los tres estados el negocio de la prostitución femenina es muy superior al de la masculina.

En un país como Holanda en el que los fundamentos de la relación hombre-mujer se rige por parámetros tan distintos a los parámetros afganos, los hombres siguen yendo de putas. Hay algo en la naturaleza del hombre y de la mujer que nos lleva a acostarnos con una profesional.

Un psicólogo evolucionista diría que el hombre, ante la eterna duda sobre si sus crías son realmente suyas, necesita fecundar el mayor número de hembras posibles para asegurar que su herencia genética alcanza a la siguiente generación. El mismo psicólogo evolucionista tiene también alguna teoría que explica la conducta de la mujer pero seguro que está equivocada. La naturaleza de la mujer es demasiado compleja, nadie puede resumirla en un texto.

Yo ya he asumido que jamás las entenderé, creo que seré más feliz si dejo de intentar comprenderlas y me limito a disfrutarlas cuando tenga ocasión.
i.maestro@hotmail.com

sábado, 24 de septiembre de 2011

Vitalismo




"Lo que no nos mata nos fortalece" Federico Nietzsche.

miércoles, 17 de agosto de 2011

LEJOS




Recordarla...

Recordarla es recordar que su marido le castigaba con su ausencia...

Su marido intentaba condicionar su vida y al no dejarse ella, ponía tierra de por medio creyendose ejemplarizante.

Su marido creía tener la sartén por el mango, creía que todo lo podía su uniforme.

Mientras uno que se despojó del mismo uniforme, despojaba a su mujer de sus bragas para recordarle cuanto vale.

Recordarla no es revivirla pero es como si en este contexto hubiera demasiadas cosas comunes a aquella situación.

Hay desinterés de alguna parte, un hurón hambriento, un Seat Ibiza, camas separadas que últimamente no terminan de juntarse...

A veces da la sensación de un exceso de confianza, a veces se percibe que hay una realidad que no percibo o no quiero percibir.

A veces alguien demanda implicación recibiendo lo opuesto.

A veces alquien pide que le den lo que da, que le traten solo como provoca.

Y mientras la saliva reposa en la palma de mi mano, mi hurón no es la única parte de mí que te echa de menos.

"Una colección de pensamientos debe ser una farmacia donde se encuentra remedio a todos los males". Voltaire

sábado, 16 de julio de 2011

Hurón













La humanidad entera examina los pelos de tus cojones intentando averiguar si alguno de estos no es de Superman.

El individuo es negado por el sistema, los requisitos que nos impone matrix nos hacen vivir para satisfacerlos. Perdemos nuestra capacidad de decidir, perdemos nuestra identidad antes las exigencias de aquello que nos rodea.

Dejamos de ser nosotros...

La humanidad entera examina los pelos de tus cojones intentando averiguar si alguno de estos no es de superhombre... y cuando se percata de que uno de los pelos de tus cojones es testigo mudo de tus limitaciones, se regodea en él, intenta hacerte flaquear.

Por eso le grito al sistema y a sus emisarios: "el peor problema que puede tener una persona es no querer superar sus propios problemas".

Por eso, aunque el sistema me lo diga a la cara, se que no soy tan malo, ni tan inútil, ni tan mal partido, ni tan mal apoyo. Se que puedo ilusionar a quien quiere vivir con ilusión, que puedo amar a quien quiere ser amado y divertir a quien quiere divertirse.

Se que el camello evoluciona a león, el león a mono y el mono a hombre. Se que el paso posterior al hombre no me queda tan lejos.

Se que dentro de nosotros está nuestro mejor amigo y nuestro peor enemigo.

Se que cuando nos despojamos los dos de las imposiciones del sistema tu cara de morena cachonda me recibe sonriente. Se que olerte después de un día de sudor y trabajo aviva más mis ganas de follarte.

Se que con ese coñito de concurso lo primero que te sobra es el short.

Se que sentado en mi pasillo rindo pleitesia a mi único ídolo.

Aparto tu tanga y amaso tu culo respingón. Mi lengua en tus ingles, mi boca en tu clitorís.

Tu sentadilla en mi cara limita mi respiración mientras te saboreo hoy saladita.

Te degusto hasta que tu me paras y me arrastras a la cama.

Las prisas por ponerme el condón, me interrumpes engullendo mi hurón.

Pero el hurón, con su apetito voraz se clava en tu madriguera hasta que inundo el latex con mis propias crías.

"No mandé a mis navios a luchar contra los elementos". Felipe II, el Prudente.

viernes, 22 de abril de 2011

Lu II










Crees que no me inspiras inspirando cada segundo de mis días…

Crees que no te leo sin saber si lo hago a escondidas para utilizarlo…

¿Crees que utilizo el sexo con algún fin?, ¿crees que te follo siguiendo alguna estrategia?...

Don Quijote se vuelve más realista y Sancho más idealista. Es fácil pronosticar que con el devenir del tiempo ambos seremos maestro y alumno.

Es fácil pronosticar que me quedan sorpresas por darte y lecciones que inculcarte.

Es fácil percibir que aunque me llamas escrupuloso, mis nanobots se quieren follar cada virus y bacteria de tu cuerpo.

A 2428 metros de altitud el frío tensa tu cara de morena cañón y la privación de oxígeno pone tu culo a tono. El hielo en la cumbre refresca nuestras memorias, evoca el recuerdo de mi polla a punto de estallar y mis vasos cavernosos inundándose aún con más sangre tras sentir un hielo en mi tallo.

A 2428 metros de altitud sabes que alcanzar esta cumbre no será el momento de mayor exigencia física del día…

Sabes que lo aeróbico se convertirá en anaeróbico cuando estés entre mis sábanas.

El rebote de tus pies contra cada piedra de Peñalara te prepara para lo que está por venir.

Y me pregunto que siente alguien de mar ante la explosión de la montaña, como me pregunto como es uno de tus multiorgasmos…

Por el camino ya te veo emputecida, pidiéndomelo, implorándolo sumisa.

Entrando en casa, con el calor se abren las almejas…

Entrados en casa entro en ti arrancándote la ropa…

Mientras masajeo tu culo y tus muslos rígidos pronostico tus agujetas…

Mientras esta habitación se perfuma de fresa dilatas el ojo de Sauron…

Para sentir la arista más dura de nuestra montaña.

Escalas este pico sin poder parar de moverte entre sus cimas…

Mientras ansío hacer cumbre en tu secreto sin fecha.

P.D:espero que el relato te haya parecido suficientemente personalizado, aún así linco tu blog de nuevo: http://descubriendomealfin.blogspot.com/






domingo, 20 de marzo de 2011

Lu… en Campo Real.











Que te lo llamen tu jefe y un amigo no es fruto de la casualidad.

Que te atrevas a reinventarte, a descubrirte es una clarísima muestra de ello.

Que tengas más prisa que yo, ¿quién tiene más deseo?.

Eres una meiga con aspecto de etarrilla potente...

Y mi duda es si lo eres desde que has decidido reinventarte o ya lo eras antes.

Venías buscándome y me has encontrado.

El antruelo irlandés es solo un trámite.

Tu beso lento y delicioso, tu flequillo un telón que adorna lo mejor de tí.

Peregrinando por la R3 hacia Campo Real...

Entre olivos, sin decibelios, garrafón ni destellos.

Morbosa sí, pero no una sucia aguantaborrachos.

Tus besos se aceleran y alternan con tu risa.

Tu cuello en mi boca, los zapatos rojos ya en la tarima...

Tu falda en el sofá...

Tu cuerpo frente a mi espejo, te presento mi silla y decides saludarla de pie...

Ato tus manos al respaldo con tus propias bragas.

Tu cara emputecida frente al espejo no se despoja de las gafas.

Mientras te saboreo despacio.

Mientras como tus pechos, lamo tus espalda, mi saliva en tu ingle.

Pero hoy estás con Nosferatum, ese vampiro que nos limita.

Y mis dedos se dedican a tu botón mientras mi polla escarba entre tus glúteos.

Y en la cama te la comes deléitandote, descubriendo hasta donde te entra y recordándome que antes de follar tienes que liberar al no muerto.

Y una vez libre el rey de las tinieblas, me cabalgas y te follo manchados de tu burdeos.

Y adivinando que esta noche te la voy a meter hasta en el bolso, para que no se cierre nunca esa puerta que hemos abierto.

Me has encantado valiente.

P.D: Lo prometido es deuda, linko tu blog: http://descubriendomealfin.blogspot.com/