miércoles, 30 de diciembre de 2009

LUCIA III







No es que me haya quedado sin palabras, es que escribo en otro medio y no solo de erotismo.

Hasta que pueda volver a hacerlo aquí, comparto con vosotros el erotismo de Lucia.

Os dejo con sus fotos a petición de ella.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

LUCIA II


Recordarte…

Recordarte es recordar que tu mano no se retira de mi polla mientras pago al camarero…

Recordarte es recordar tu cama…

Recordarte es recordar tu casa…

Me has llevado allí dos veces...

Recordarte es recordar esa 95 de pecho…

Recordarte es recordar esos pezones largos arañando mi lengua…

Recordar tu olor limpio e intenso…

Recordar mi polla entre tus tetas…

Tus labios en mi capullo haciendo de ventosa…

Tus muslos firmes…

Recordar que llegas al orgasmo encima…

Que coges carrerilla repentinamente hasta que lo alcanzas…

Y que los encadenas sumando hasta cuatro…

Recordarte es recordar tu cuerpo a perrito…

Recordarte es recordarme detrás de ti desbocado…

Recordarte es recordar tu coño cerradito…

Recordarte es volver a sentir ganas de follarte,,,

Recordarte es un pretexto para colgar tu foto, gracias por mandármela.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

LUCIA


¿Cuál fue el salto cualitativo que me hizo distinguirme entre la manada de machos que frecuenta esa web de contactos?.

¿Qué me hizo diferente y afortunado?.

Cuando saludaba y no respondías decidí mandarte el link de mi blog, se que te parecí interesante entonces.

Y hablamos y hablamos, hablamos de todo, me preocupé en follarte la mente antes que el cuerpo.

Y me dejaste ver otra vez esas fotos que muestran tu cuerpo como algo tan artístico…

Esas fotos que confirman que eres una polvísma de pata negra…

Y en el cibersexo jugamos a untarnos caramelo, a que encendieras la cam…

Y comprobé que no había ni trampa ni cartón…

Y empecé a morir de deseo, de ganas de conocerte.

Y nos vimos en Goya teniendo mucho cuidado con la rima el primer día de un largo puente.

Apareciste, buenorra y plena de madurez, con esos pantalones que dejan averiguar tu figura, con esa cara interesante, con ese gusto por la estética.

Pero Goya no te gusta y a mí me gustaría cualquier lugar en el que estuvieras tú.

Y me subes a un Volkswagen Passat y me haces cruzar el centro de Madrid.

En la Gran Vía se confirma que la ciudad nunca duerme.

Y te dije que mi primera mano es seria y te lo confirmo en persona.

Y me dices que hablas mucho y me lo confirmas en persona. Hablas hasta que te quedas afónica…

Y siempre aparcas en la puerta, eres una mujer con suerte.

Y tu culo esbelto se comprime en esos pantalones provocando mi deseo.

Y pedimos unos cócteles y no me veo suelto.

Tu buenorréz me intimida, tu imagen de “pisar fuerte”, tu cara llena de experiencia.

Y los silencios se me empiezan a hacer incómodos porque parecen la antesala de un partido en el que no marco.
Y comienzan en la conversación mis referencias a la complicidad que nos da el Messenger.

Y sonríes e intuyo que no estás a disgusto.

Y quiero calentarte con mi conversación y me confirmas que te pone nerviosa mi mirada.

Y me dejas claro que te dejas llevar.

¿Que tal Aries más sagitario?...

Bien…

¿Que tal Aries más sagitario más besar despacio e intenso?...

Muy bien…

¿Que tal Aries más sagitario más besar despacio e intenso más olvidarse de tu resfriado y afonía?...

La bomba (sin King África).

Y el beso que me das me hace imaginar tu boca en otras partes de mi cuerpo.

El beso lento hace que se pare el tiempo.

Con tu abrigo puesto mis manos maniobran.

Me enseñas el tanga, el lacito morado…

Y los niños de la mesa de al lado piden fuego sin ser conscientes de lo que hay…

Pero quien se pone más cachondo, ¿yo o el camarero que nos mira?.

Tiro de tu tanga por detrás y te violo con él…

Mientras mi verga me recuerda que antes de llover chispea…

Tiro de tu tanga hasta que te tatúo la piel con él.

El camarero está más cachondo que yo.

Pero estás afónica y hoy no es buen día para ti.

Tiro de tu tanga y te violo con él.

Y cuando salimos me tengo que poner el abrigo tapándome la verga.

Y llegamos a tu coche y abro la puerta del copiloto soñando con el sitio al que me vas a llevar.

Y abres la puerta de atrás y te subes, colocas unas bolsas que hay bajo el asiento.

Y sigo soñando con el sitio al que me vas a llevar.

Y pasas al asiente del fondo.

Y me percato de que esta calle perpendicular a Princesa es el sitio.

Y me subo al asiento de atrás.

¿Cuánto ha surgido y cuánto estaba planeado por ti?.

Y te tumbas sobre mí y nos besamos despacio…

Y amaso ese 95 de pecho con las manos.

Y te follo con mi lengua.

Y te quitas el abrigo.

Te quitas el abrigo, la camiseta y te vuelves a poner el abrigo.

Me muero por follarte.

Me como ese cuello.

Esos pechos descubiertos, el botón de tus pezones es kilométrico.

Pero estás afónica y no quieres profundizar…

Y rompo tu tanga y te lo quito sin bajar tu pantalón…

Y se engancha al salir…

Y cuando sale lo huelo…

Me encanta tu aroma sexual y limpio…

Y quieres profundizar…

Bajo tu pantalón…

Lamo tu vientre…

Follo tu culo con la primera falange de mi dedo…

Busco el botón de tu coño pero la postura no ayuda…

Me tenías miedo porque soy XL y tú de la S…

Nada que no solucione el cariño…

La talla de tu caverna se confirma en mi mano…

La talla de mi tuneladora se confirma en la tuya…

Y me dices “quiero follarte”…

Y te digo “¿Follarme o que te folle?”…

Y me dices “follarte”.

Te pones sobre mí…

Con tus muslazos…

Blanca de piel…

Enfundo mi fuet en latex…

Y te vas clavando despacio…

Hasta dentro…

Y me confirmas que no te duele…

Te zarandeas de delante a atrás…

Y me anuncias tu climax con un “me corro”…

Y menos mal que me lo anuncias porque lo tuyo es un follar inexpresivo…

Un follar que me hace dudar de mis capacidades como macho…

Y cuando bajas del cielo cambias de movimiento…

Y ahora votas…

Y ahora sacas parte de mi verga y tu coño es una ventosa en mi capullo…

Y la gente que baja hacia esa discoteca no pierde detalle, es lo que tiene ponerse a follar en la calle en el centro de Madrid…

Y ahora me cabalgas…

Y te digo que te pongas abajo…

E intento remar rápido pero te duele…

Y tengo que vigilar mi recorrido…

Inundo la goma…

Y me acercas a mi coche…

Han faltado los aplausos del público, de veinte a treinta personas nos han visto follar esta noche.

Quiero pillar ese cuerpo en una cama, lo quiero ya.

PD: No he podido esperar a tu foto.



martes, 1 de diciembre de 2009

EL ESPECTRO DE TAMARA







Tamara es un espectro que reaparece.

El sistema colecciona compradores de móviles…

El sistema colecciona compradores de coches…

Colecciona humanos cultivados en mesas de oficina, en talleres…

Colecciona humanos con horario de comercio…

Humanos de colección que son la energía del sistema…

El sistema me colecciona…

Soy coleccionado entre decibelios, garrafón y destellos…

Las polvísimas me coleccionan…

Anhelo ser coleccionado…

Cuando estoy fuera de mátrix quiero una nueva aplicación en mi cabeza…

La subrutina de una polvísima sudando sobre mí después de la subrutina de una buena cena…

Entre decibelios, garrafón y destellos…

Junto a mi fiel escudero…

Polvísima 1 me pide fuego y estoy lento…

Que le voy a hacer si ya no soy Batistuta, si me he convertido en Roberto Baggio…

Que le voy a hacer si no estoy a gusto corriendo tras el esférico, si he aprendido a esperar para asestar mi zarpazo.

Entre decibelios, garrafón y destellos soy coleccionado a ritmo de pachanga…

Polvísima 2 dice no tener nombre…

Entre decibelios, garrafón y destellos…

Polvísima 3 es rescatada por su amiga. Si, la fea que no folla, esa que tod@s conocemos…

Entre decibelios, garrafón y destellos ya no soy un licaon con elaboradas técnicas de caza…

Entre decibelios, garrafón y destellos soy un guepardo que no puede pasar de tres carreras por el gasto energético que acarrean…

Reapareces, no me digas que no eres un fantasma…

Reapareces desde antes del verano…

Me regañas por no llamar sabiendo lo que hay, leyendo mi blog, sabiendo que soy bueno pero no pago Fantas…

Estás enamorada…

Si estás enamorada, ¿por qué ha salido con sus amigos?.

Si estás enamorada, ¿por qué estás en el asiento delantero de este Ibiza?.

Si estás enamorada, ¿por qué se que ayer se gastó ciento cincuenta euros en una habitación de hotel y tuvo un gatillazo?.

Si estás enamorada, ¿por qué me recuerdas mi visita a tu casa antes de las vacaciones?

Si estás enamorada, ¿por qué te abres la blusa?

Si estás enamorada, ¿por qué se que Felipe es muy bueno pero no folla bien?

Matrix se ha colado en tu cabeza vía películas de Hug Grant.

No quieres besarme, pero atrás estaremos más comodos.

Si estás enamorada, ¿por qué estás en el asiento de atrás?.

Te apollas en mi pecho y te recuerdo el polvo en tu portal.

Lamo tu cuello y no me besas.

Esos coquitos celestiales en mis manos.

Esos pezones ya se encabritan.

Me dices que pare con la boca pequeña.

Mi mano dentro de tu pantalón me demuestra que la ultima vez que te afeitaste fui yo el barbero, tu barbero del sur.

Pero me haces parar porque estás enamorada.

Y mis textos están en tu cabeza.

Y te mueres por emular uno.

No pasas de picar datos pero quieres ser como una filóloga de pata negra.

Desenfundas mi rabo y lo acaricias con tus manos frias…

Pero no quieres que te toque…

Bombeas.

Mi poya pletórica.

Anudas un pañuelo en ella…

Mi polla morada…

Mientras se prepara para estallar la ensalivas…

Tu Saliva cae hasta mis huevos…

Retiras el pañuelos…

Succionas…

Veo en tu cara que disfrutas haciéndolo…

Sutil diferencia ente una buena mamada y una por compromiso…

Elevas el ritmo…

Sacudes mi nabo con la mano…

Recibes mi zumos en tu boca…

Y los retienes en ella para seguir dándome placer con ese cóctel…

Y te quiero dar placer pero no me dejas, eres una copiota.

¿Sigues reinventando la moral como Nietzsche o no eres más que otra veinteañera en Matrix?.

Este no ha sido un eyacular contra el sistema pero no me ha quedado otra.

Dale recuerdos a tu pagafantas.