lunes, 16 de noviembre de 2009

GUARDIA REAL II




Enfundada en mallas marcas un ritmo que me recuerda que aún estoy pasado de forma.

Enfundado en mallas sigo la estampa de tu culo compacto atravesando calles en este Retiro.

El aire frío corta mi cara mientras mis Mizuno persiguen tu Asics queriendo jugar con
ellas.

Estás tan buena que no te faltan candidatos.

Estás buena de romperte pero él “nunca quiere hacer cosas nuevas”.

Entonces aprovecho el tirón que me da ser una cosa nueva para ti y le dejo en desventaja.

¿Por qué estás con él?

Con lo poco que me dices que se folla en Pucela, creo que ya le sacaba unos metros.

¿Por qué estás con él?

En este retiro pisamos las hojas a cuatro minutos y medio el kilómetro.

Mi rodilla me recuerda que debo parar pero lo que nos hace salir a correr es pundonor, algo animal, es voluntad de poderío.

Y Nietzsche no se habría parado por un dolor de rodilla, habría pensado “lo que no nos mata, nos fortalece” y habría seguido corriendo.

Y eso que Nietzsche no tenía el estímulo de un culo perfecto delante. De esos que al mirar diferencias claramente glúteo, labios y pierna.

Al parar estiramos y nos demostramos elasticidad.

Colgamos nuestros cuerpos de una barra y los levantamos.

Y en nuestras cabezas asumimos que hemos convertido nuestros cuerpos en animales capaces de recorrer ocho kilómetros, animales que se estiran y levantan su propio peso.

Animales que serán máquinas de follar insaciables.

¿Por qué estás con él?
_

Los animales también se asean.

Pensé que lo de tener un piso franco en Madrid era solo para gente que cree en otro modelo de estado.

En esta ducha caliente.

Nos besamos con ganas, siento tu respiración en mi interior.

En este baño empañado nos enjabonamos.

La espuma en mis manos recorre tu cuerpo.

Tu culo repleto de fibra se abre en mis manos.

Mi polla se desliza entre tus cachetes descapullando.

Corre sobre tu piel sin fricción.

Tus pezones brillan jabonosos.

Te aclaro.

Tus músculos aun tensos.

Te busco con el chorro de agua caliente.

Agua que entra en tu esfínter como una lavativa.

Mientras tu mano bombea mi músculo más en forma.

Agua caliente en tu pepita, agua a presión.

Y ya te olvidas de mi placer para concentrarte en el tuyo.

Agua a presión.

A presión mientras te cojo por detrás.

Agua a presión en tu clítoris.

Y se van deslizando en tu interior mis veinte centímetros.

Relleno tu vagina mientras la presión del agua endurece tu pepita.

Te relleno como un pavo y subo la intensidad de mis caricias en tu clítoris.

Se que solo tengo que esperar con mi verga inmóvil a que llegue el primero de una larga lista.

Y cuando tu coño se contrae siento que me succionas.

Y pienso para lo poco que he remado, ¡que intenso!

Y cuando tu coño deja de contraerse me acuerdo de los cerdos, que tienen orgasmos de media hora.

Salimos de la bañera.

Y sobre los azulejos del suelo me demuestras que no eres de infantería o de artillería, eres de caballería.

¿Por qué estás con él?

Noche intensa pero corta, mañana velarás armas por el Borbón.

Un motivo más para gritar ¡viva la republica!


21 comentarios:

  1. Veo que sigues tu terapia de intentar ser monárquico o de hacer republicana a la monárquica.
    Una terapia que te hace sufrir mucho, no hay más que leer tus escritos.
    Un abrazo bribón, Who.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y por quéte importa tanto con quién está? Es una pérdida de foco.

    ResponderEliminar
  3. Qué genial este post

    ufff qué calor

    salimos a correr???

    conmigo no tienes q dar al clitoris...
    estarás metido en mis olas....

    esta chica de la foto es la rusa campeona de pertiga q me vuelve loca por cierto...

    ResponderEliminar
  4. NUnca te lo dirá.

    ....... vive el momento el resto ...... es futil, vano .-


    Nadie nos entiende, ni nosotras.

    Somos animales, tenemos necesidades primarias otras no tanto.

    ResponderEliminar
  5. No tienes nada que agradecer, hermano. Al contrario, ya me había yo tardado en incluirte en mi blog. Sigo el tuyo desde hace tiempo y de verdad me gusta.

    ResponderEliminar
  6. Who,

    Gracias por tu comentario.

    Hace tiempo que no sufro, solo me limito a disfrutarlas.

    Te lo recomiendo

    ResponderEliminar
  7. Dantonmaltes:

    Porque es talento despediciado, libertad enjaulada, un desperdicio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Poem,

    Me encantaria correrte y recorrerte.

    No creo que te atrevas. ;)

    ResponderEliminar
  9. Baby,

    Cuantas veces he oido eso, ya asumo que es la verdad, gracias por confirmármelo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Diego,

    No está de más darte las gracias.

    Tal y como te dije, puedes citarme siempre que quieras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Genial entrada...Para no pasar indiferente..
    Besos muy cálidos

    ResponderEliminar
  12. Lo siento pero desde que he leido lo de los veinte centímetros me he desconcentrado (ya ya sé que no es para tanto...), así que casi que te comento mañana mejor....
    Muass

    ResponderEliminar
  13. Dantónmaltés:

    No creo que quiera, es bastante endógama en lo que a relaciones humanas se refiere.

    ResponderEliminar
  14. Calidasirena:

    Gracias por el comentario, eres un sol

    ResponderEliminar
  15. La niña Mala:

    Espero tu comentario, bueno...

    En realidad te espero en sentido amplio.

    ResponderEliminar
  16. Un post muy en tu línea, entretenido, caliente, con esa sensualidad a trompicones, entre lo animal y lo metafórico. Estoy con Dantonmaltes ¿por qué esa obsesión? cuando está contigo...está contigo, no? pues eso
    Salud y lujuria jejeje

    Espérame...y verás ;D

    ResponderEliminar
  17. Niña:

    Esa obsesión es porque no consigo comprenderos, ya lo sabes. Y aunque se que el esfuerzo es inútil tropiezo dos veces con la misma piedra.

    Te espero y espero que no sean "océanos de tiempo"

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. "Endógama" en este contexto me ha sonado a masturbación... es lo que tienen las palabras, que a veces se lían y la lían.

    ResponderEliminar
  19. mmm lo de "Se que solo tengo que esperar con mi verga inmóvil a que llegue el primero de una larga lista.

    Y cuando tu coño se contrae siento que me succionas.

    Y pienso para lo poco que he remado, ¡que intenso!"
    Casi me desmayo....
    besos

    ResponderEliminar
  20. Zorra Bella.

    Cuando te desmayes te levantaré del suelo para seguir follando

    Besos

    ResponderEliminar

Comentame que te ha parecido.