domingo, 22 de noviembre de 2009

GUARDIA REAL III







Nihilismo.

Negamos todo principio religioso, político o social.

Cuando una religión es cuestionada, esta siempre intenta apoyarse en cosas intangibles, inmedibles, en la metafísica. El poder mediático de los altares cae en picado cuando cuestionamos la veracidad de los fundamentos en los que se sustenta el hecho religioso, cuando no nos basta con el dogma de fe para creer la fábula que nos están contando.

Cuando se dice que la religión hay que asumirla por una cuestión de fe, la religión cae por su propio peso.

Con la decadencia del hecho religioso, el hombre deposita sus esperanzas en el hecho político. Buscamos en la política el camino al modelo social que creemos correcto.

En la política también se deja de creer. La izquierda trabaja contra el orden natural de las cosas. Cuando una revolución elimina las clases sociales, aparecen clases nuevas en función de la afinidad al régimen que profesan las distintas partes del extracto social. La historia es una lucha de clases porque la propia naturaleza del hombre es desigual. Cuando decimos que algo es utópico, decimos que no es la solución a nada, por eso no vale la pena creer en ello.

La derecha intenta priorizar al individuo respecto a la colectividad, el problema es que no es capaz de priorizar al individuo con respecto al capital. La derecha no quiere abolir la esclavitud, quiere incluirla en nómina.

Cuando el individuo deja de creer en todo, deja de creer en sus objetivos. Si nada tiene el valor o la trascendencia que el sistema pretende imponer, ¿Qué sentido tienen madrugar, trabajar, comer, amar, relacionarse?.

El sentido lo podemos encontrar cuando asumimos que solo somos animales y que nuestro único juego es el de sobrevivir.

Por eso comemos, dormimos, trabajamos y nos relacionamos. Somos animales, somos animales sociales.

Por eso me gusta tanto follarte, porque me recuerdas que soy un animal, que soy mejor macho que él.

Quizá hoy sea nuestro último asalto.

Quizá le tengas que dedicar su tiempo ahora que viene a vivir a Madrid.

Viene a vivir el que te aburre, el que solo ve partidos de fútbol, el que no hace deporte, el que no te habla como yo.

Viene a vivir a Madrid un carcelero del talento, de la libertad, de la belleza.

Y cuando venga me recordarás como el que manda aquí.

Ponte de pie…

Yo sentado…

¡Aquí mando yo!

Apoyas una pierna en la cama…

Tiras del pantalón hacia arriba y veo como se marca tu vulva…

Te quitas el sujetador dejándote la blusa…

Me quito la camisa…

Te ordeno que te ensalives los pezones…

Te ordeno que te bajes el pantalón…

Te ordeno que me pongas el culo en la cara, ¡Sin tocarme!

Te ordeno que retires el tanga a un lado…

Devoro tus cachetes…

Devoro tu raja…

Tu esfínter…

Deliciosa…

Agarrada por los tobillos…

Eres nihilista para tu pareja, para tu monarca, para tu órgano sexual…

Te ordeno que me bajes los pantalones sin rozar mi piel…

Te ordeno que bajes mis boxer sin tocarme…

Te ordeno que me ates con tu tanga al respaldo…

Te ordeno que vayas al cajón y saques las últimas bragas que él te vio…

Y son unas bragas coloridas con un dibujo de Nemo…

Y entiendo que eres su niña y mi puta…

Te permito que acaricies tu botón pero no me lo agradeces y te lo prohíbo…

Te ordeno una mamada lenta y obediente…

Te ordeno succión…

Te ordeno que trepes por mi cuerpo mientras te recorres con mi polla ya pletórica…

Mi polla en tu cuello, en tu canalillo, en tu vientre, en tu pubis…

Te ordeno que me utilices de consolador y que castigues tu clítoris con mi polla dura…

Te ordeno que me domes en una salvaje galopada…

Te ordeno que mandes encolar esta silla…

Y no me quiero despedir de ti pero los nihilistas tampoco creemos en el ser humano, y menos en la lógica de la mujer.

Espero que obedezcas.




lunes, 16 de noviembre de 2009

GUARDIA REAL II




Enfundada en mallas marcas un ritmo que me recuerda que aún estoy pasado de forma.

Enfundado en mallas sigo la estampa de tu culo compacto atravesando calles en este Retiro.

El aire frío corta mi cara mientras mis Mizuno persiguen tu Asics queriendo jugar con
ellas.

Estás tan buena que no te faltan candidatos.

Estás buena de romperte pero él “nunca quiere hacer cosas nuevas”.

Entonces aprovecho el tirón que me da ser una cosa nueva para ti y le dejo en desventaja.

¿Por qué estás con él?

Con lo poco que me dices que se folla en Pucela, creo que ya le sacaba unos metros.

¿Por qué estás con él?

En este retiro pisamos las hojas a cuatro minutos y medio el kilómetro.

Mi rodilla me recuerda que debo parar pero lo que nos hace salir a correr es pundonor, algo animal, es voluntad de poderío.

Y Nietzsche no se habría parado por un dolor de rodilla, habría pensado “lo que no nos mata, nos fortalece” y habría seguido corriendo.

Y eso que Nietzsche no tenía el estímulo de un culo perfecto delante. De esos que al mirar diferencias claramente glúteo, labios y pierna.

Al parar estiramos y nos demostramos elasticidad.

Colgamos nuestros cuerpos de una barra y los levantamos.

Y en nuestras cabezas asumimos que hemos convertido nuestros cuerpos en animales capaces de recorrer ocho kilómetros, animales que se estiran y levantan su propio peso.

Animales que serán máquinas de follar insaciables.

¿Por qué estás con él?
_

Los animales también se asean.

Pensé que lo de tener un piso franco en Madrid era solo para gente que cree en otro modelo de estado.

En esta ducha caliente.

Nos besamos con ganas, siento tu respiración en mi interior.

En este baño empañado nos enjabonamos.

La espuma en mis manos recorre tu cuerpo.

Tu culo repleto de fibra se abre en mis manos.

Mi polla se desliza entre tus cachetes descapullando.

Corre sobre tu piel sin fricción.

Tus pezones brillan jabonosos.

Te aclaro.

Tus músculos aun tensos.

Te busco con el chorro de agua caliente.

Agua que entra en tu esfínter como una lavativa.

Mientras tu mano bombea mi músculo más en forma.

Agua caliente en tu pepita, agua a presión.

Y ya te olvidas de mi placer para concentrarte en el tuyo.

Agua a presión.

A presión mientras te cojo por detrás.

Agua a presión en tu clítoris.

Y se van deslizando en tu interior mis veinte centímetros.

Relleno tu vagina mientras la presión del agua endurece tu pepita.

Te relleno como un pavo y subo la intensidad de mis caricias en tu clítoris.

Se que solo tengo que esperar con mi verga inmóvil a que llegue el primero de una larga lista.

Y cuando tu coño se contrae siento que me succionas.

Y pienso para lo poco que he remado, ¡que intenso!

Y cuando tu coño deja de contraerse me acuerdo de los cerdos, que tienen orgasmos de media hora.

Salimos de la bañera.

Y sobre los azulejos del suelo me demuestras que no eres de infantería o de artillería, eres de caballería.

¿Por qué estás con él?

Noche intensa pero corta, mañana velarás armas por el Borbón.

Un motivo más para gritar ¡viva la republica!


domingo, 15 de noviembre de 2009

RELATIVISMO







Todo es relativo menos el paso del tiempo…

Lo relativizamos todo…

Cuando cuestionamos alguna de esas reglas que el sistema impone como absolutas, relativizar nos acerca a la felicidad…

Pero relativizar también le quita importancia a cosas que la tienen…

Tu pareja es relativa, las parejas ya no son para toda la vida…

Tu trabajo es relativo, lo que hoy te llena mañana puede dejar de hacerlo…

La familia es relativa, el modelo de familia está cambiando y cuestionamos el modelo tradicional…

La fidelidad es relativa, te piden fidelidad y te sientes un esclavo sexual…

No quieres que sepa nada de esto pero te da morbo pensar que nos mira desde la puerta…

Has sido siempre heterosexual pero eso también es relativo…

Y entre tanto relativismo, ¿como sabemos que senda seguir?.

He relativizado contigo sobre mi propio sexo y nos ha hecho felices un rato.

Lo prometido es deuda, aquí está tu entrada.

domingo, 8 de noviembre de 2009

EL SISTEMA



















Entre decibelios, garrafón y destellos…

El sistema…

El sistema no me deja elegir…

El sistema no me deja sentir…

El sistema no me deja vivir…

El sistema ha predispuesto que debo bailar King África para relacionarme con las hembras de mi especie…

Yo con dos Barceló en el cuerpo me resisto a los imperativos de Matrix…

Entre decibelios, garrafón y destellos…

Lo quieres buen follador, inteligente, dispuesto…

Y aparece lo que quieres y dices no encontrar nunca…

Pero no le das una oportunidad…

Entre decibelios, garrafón y destellos…

Con un vestido que apenas lucirás tres veces…

Hasta que vuelvas a gastar tu jornal de dobla-jerséis para Inditex en más vestidos…

El sistema…

El sistema no te deja elegir…

El sistema no te deja sentir…

El sistema no te deja vivir…

Y mañana te sentirás sola…

El alcohol es depresivo…

Entre decibelios, garrafón y destellos…

Eres tan infeliz que tienes que comprar felicidad en gramos…

Eres tan infeliz que tienes que comprar felicidad en litros…

Eres tan infeliz que tienes que comprar felicidad de la talla S…

Eres tan infeliz que tienes que comprar felicidad siliconada…

Entre decibelios, garrafón y destellos…

Y aparece lo que quieres y dices no encontrar nunca, vete y aguanta borrachos…

¿Qué es vivir la vida?, pavonéate entre decibelios, garrafón y destellos…

Pavonéate entre decibelios, garrafón y destellos sucia aguanta-borrachos…

Confórmate de domingo a viernes, lava tu conciencia el sábado…

La reina del sistema solar no folla, solo desfila entre decibelios, garrafón y destellos.

Sucia aguanta-borrachos.

Vuelvo a casa…

El sistema no cambia su fórmula, a Matrix le funciona.

Y hoy solo me hará feliz una cosa…

Eyacular contra el sistema…

En esta habitación oscura…

En esta cama caliente…

En esta intifada onanista…

Te demuestro y me demuestro que no te necesito tanto…

Ahí va el Ebro a su paso por Madrid…

Demasiada cantidad para llamarlo Manzanares…

Iván Maestro.
______________________________________________

“Quieres ser como los hombres quieren que seas/
delante de una verdadera mujer te mareas/
tú y tus oseas no tenéis ni puta idea/
al final la guapa desea/
la suerte de la fea”.

Kase-O (Javier Ibarra).









EL SISTEMA

DFAS


domingo, 1 de noviembre de 2009

GUARDIA REAL





Un encinar al fondo, un corzo cruza la carretera, se nos va de las manos el modelo de estado…

“Que calor hace” me dices…

No me extraña con ese uniforme, el azul de la boina no pega con nada de tu cara…

“¿Me abres el maletero?” me dices…

Te abriría entera pero impones con esa pistola colgando de la cintura…

Pequeñita, ratona, guapa, sonriente, ¿aburrida?... Las cosas de palacio van despacio…

Van despacio pero por mi pasado profesional se que no te veo más en esta puerta, registrando coches y pidiendo DNIs.

Entonces me toca definir la jugada, entonces no me vale con crear un vínculo contigo, entonces me tengo que tirar al barro. La vida es para los valientes, los demás solo están vivos…

Entonces no me puedo quedar en la defensa, tengo que salir al contragolpe a riesgo de quedar en posición antirreglamentaria…

Maestro.- Tienes cara de mala, de mala con los hombres…
GR .- No que va… si soy muy buena…
Maestro.- Pues no seas mala y dame tu teléfono.
GR.- Jijijiji.

_________________________________________________

Llega el ansiado café…

Café que se convierte en cena…

Cena mutante que se transforma en copa…

De Valladolid, Pucela me pareció un terreno de juego conservador en exceso…

Me asaltan dudas, ¿eres como las de Valladolid o vives en Madrid tu exilio sexual?…

Por lo menos no vienes vestida con el traje regional de Valladolid, te dejas los pendientes de perla y la blusa de madre en la taquilla…

Tu vida en el palacio, el ser Guardia Real, tu entrenamiento, tu plan de carrera, mi pasado militar, el plan de carrera que decidí truncar, mis giros en la conversación no te llevan a mi terreno…

Lo conservador de Pucela, lo endógamo de las relaciones humanas en una capital de provincia, lo que me cansa Madrid, mis giros en la conversación no te llevan a mi terreno…

Lo bien que te quedan los vaqueros, lo que me gusta tu sonrisa, mis giros en la conversación te llevan a mi terreno…

Ya eres mi presa…

Besos pequeños como tú…

Sin lengua, besos de niña…

Besos adolescentes que indican que hoy no me vas a dar más que esto…

Besos en la calle…

Besos en mi coche…

Decido echar el resto y busco tu cuello…

Lo lamo, lamo tu nuca…

Y quieres volver a casa del Borbón y me lo pides…

Besos…

Cuello…

Amaso tu culo por encima del vaquero…

Me pides volver a casa del Borbón pero con la boca pequeña…

Y conduzco hacia la Zarzuela pero paro en esta calle…

Ya no te beso, me follo tu boca con la lengua…

Te lo suplico y accedes…

En esa calle oscura entre la valla de dos chalet…

Acaricias mi torso sobre la ropa…

Me cuelo bajo tu camiseta, suelto tu sujetador…

Pequeñitas, casi plana, cara preciosa que coge color…

Mi polla apunto de reventar el pantalón…

Miembro viril que quiere conocerte…

Pero no quieres que desabroche el vaquero…

Amaso tu coño por encima de la tela, queriendo separar tus labios…

Tu mano encima de mi pantalón calibra el tamaño de mi máquina de matar…

La sacas por la cremallera mientras nos besamos ansiosos…

Tumbo tu respaldo…

Y ahora si se abre tu pantalón…

Se me clavan las costuras en el tallo…

Y me bajo el pantalón…

Y te bajo el pantalón…

Intento estimular la periferia de tu sexo pero tengo más prisa que técnica…

Esto es un follar con ansia…

Aprieto tu botón y hago correr mi mano sobre él…

Y tú bombeas mi gato hidráulico rápido…

Y te empiezo a dibujar la M de maestro en el clítoris…

Y no eres capaz de conjugar tu placer con el mío y sueltas mi polla…

Y te zarandeas en ese asiento mientras los cristales se terminan de empañar…

Y colocado entre tus piernas apunto al blanco…

Y se que va a ser rápido y desbocado pero antes me voy a permitir un lujo…

Te clavo la puntita y mira a tus ojos…

Y te mueves para que entre más pero la saco…

Y te veo impaciente…

Y te meto la puntita y nos miramos…

Y te digo “Di viva la republica”….

Desconcertada…

Me dices “¿Qué?”…

Y te digo “Di viva la república”…

Y cuando lo dices me clavo dentro de ti…

En tres sacudidas lentas compruebas lo grande que puedo llegar a ser cuando estoy en tu interior…

Y ahora subo el ritmo…

Acelero…

Y cuando noto la lubricación suficiente…

Me desboco como un caballo…

Y ya te zarandeas de nuevo…

Inundo el globo de latex…

Si llegas tarde a palacio puede que no entres…

Últimamente solo conozco adultos con vida de adolescente…

La gente como tú hace más feliz el mundo que cualquier ONG…

Quiero saber más de ti, me has follado la mente.